El sanatorio que no tiene cura

Artículo de Antares Pérez para La Opinión A Coruña el 07-12-2019.

“El Concello adecenta el aparcamiento de O Paraxón y anuncia un área de caravanas, mientras el abandono agrava el deterioro del edificio tras años de proyectos fallidos”.

“El antiguo sanatorio de tuberculosos de O Paraxón, en Oza-Cesuras, ingresó hace doce años en la lista roja del patrimonio y la decrepitud se ha adueñado ya hasta del último rincón de este edificio modernista protegido diseñado por Rafael González Villar. Lo cierto es que este sanatorio ya nació con mal pie, abandonado a su suerte antes de acoger al primer enfermo. Las obras se paralizaron en 1930 […]”.

“[…] El parque puede visitarse, pero el edificio nunca albergó a más usuarios que a los curiosos que aún hoy desafían los riesgos y se aventuran a adentrarse en este edificio cubierto de cascotes y a escalar por sus escaleras en ruinas. Todas las promesas políticas para dar vida a este edificio han resultado papel mojado y el Concello ha centrado ahora sus esfuerzos en adecentar el aparcamiento anexo y anuncia un área de autocaravanas que, confía, será todo un revulsivo para el turismo”.

Puede leer el artículo completo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *